jueves, 13 de septiembre de 2012

El mayor avance del #iPhone5 podría estar aún gestándose

Ayer Apple se congratuló a sí misma presentando "el mejor iPhone jamás creado" (como si fueran a sacar a la venta una versión peor que las anteriores). Al hacerlo siguió con su tónica de modificar el diseño físico del teléfono cada dos versiones: iPhone 3G, nuevo diseño, iPhone 3GS, mismo diseño, iPhone 4, nuevo diseño, iPhone 4s, mismo diseño, iPhone 5, nuevo diseño... Sin embargo los cambios observables no son tan radicales como los anteriores, siendo la estética general la misma que la del iPhone 4 y 4s con una pantalla más alta, un diseño más delgado y un conector nuevo.

Muchos se habrán quedado un tanto defraudados, pero creo que tal carencia de novedades forma parte de la estrategia de Apple: cuando todo el mundo espera grandes sorpresas dan un mensaje moderado, y cuando nadie se lo espera dan la campanada con algo de lo que nadie ha hablado hasta ahora. ¿Y de qué no se está hablando? De Apple TV.

Apple lleva varios años tratando de darle un giro a su estrategia de televisión bajo demanda, la cual no termina de arrancar. Pues bien, analicemos los ingredientes:
  • El incremento de la pantalla le otorga un aspecto 16:9, el mismo que el de las televisiones de alta definición. Es de esperar que todo el vídeo creado para iPhone responda ahora a este formato.
  • El nuevo procesador A6 incrementa la capacidad para tratar gráficos, por lo que vídeo en alta definición o gráficos 3D serán pan de cada día.
  • La conexión a Internet 4G (aún no disponible en España) permite descargas pesadas con facilidad, como el streaming de vídeo de alta calidad.
  • El nuevo conector lightning es 100% digital, más fácil de utilizar (es reversible) y, previsiblemente, tiene tasas de transferencia de datos mucho mayores.
Conclusión: si Apple crea una aplicación para Apple TV uno puede simplemente conectar su iPhone 5 a la tele y boom, vídeo bajo demanda de alta calidad en cualquier lugar directamente desde Internet a tu pantalla de 40 pulgadas. Magia. Y Apple continúa la buena racha creada con la música en iTunes y empieza a hacer caja por alquilar películas.

Bonus: Es de esperar que Apple se ofrezca de intermediario a Netflix y similares, ofreciendo el iPhone 5 como plataforma de difusión a cambio de una tasa, no le perdáis ojo.