viernes, 4 de mayo de 2012

Nubes borrascosas

Tras las tres semanas de tranquilidad y desasosiego que fueron forzosamente provocadas por el robo de mi móvil me decanté por fin por un nuevo contrato y un nuevo iPhone 4s. He de confesar que no miré alternativas que no fueran de Apple para simplificar la transición: con un iPhone podría simplemente restaurar la copia de seguridad y operar como hasta ahora, mientras que con un teléfono Android o similar tendría que configurarlo todo de cero, aprender cómo gestionar la música y las aplicaciones, etc. iPhone parecía la opción más sencilla.

Así que me compro mi nuevo iPhone, lo dejo seis horas enchufado para la primera carga y procedo a activarlo. Idioma: inglés. País: Reino Unido. Servicios de localización: sí por favor (aunque la última vez me sirvió de bien poco). ¿Restaurar a partir de copia de seguridad? Y tanto. ¿Copia de iTunes o de iCloud? La de iCloud por favor. Y me viene el chiste.

No back-ups available.

Qué cachondo es este móvil, me dice que no tengo copias de seguridad. Apago, enciendo, repito todo el proceso de principio a fin...

No back-ups available. 

Debe ser la conexión a internet, no está conectando bien. Reinicio el router.

No back-ups available. 

¿Acaso tenía el móvil configurado con otra cuenta de iTunes? Tal ves mis copias de seguridad estén bajo mi cuenta española. Repito el proceso, cambiando la cuenta.

No back-ups available. 

Se me empiezan a llevar los demonios. ¿Así que esta es la facilidad de uso y transparencia de Apple? "Compre su móvil y restaure sus copias de seguridad desde la nube con facilidad", eso si las encuentras, claro está. Eran ya casi las 2:00 de la madrugada, así que opto por abandonar las bondades de los cumulo nimbos y volver a lo clásico: conectar el móvil al portátil y restaurar desde iTunes donde, ahora sí, veo mis copias de seguridad... pero con truco:

Copia de seguridad más reciente: 11 octubre 2011.

Muy bien, así que iTunes dejó de hacer copias de seguridad de mi iPhone hace seis meses cuando me cambié a copias en la nube, pero las copias en la nube no aparecen y me quedo en bragas. Qué maravilla, vaya cabreo pillé. Tras jurar en arameo durante 15 minutos y acordarme de todas las madres en Cupertino desistí y me fui a dormir.

El sueño reparador obró su magia y el informático que hay en mí tuvo un momento bombilla: tenía mi anterior iPhone actualizado a la última versión de iOS 5.1, mientras que el que he comprado viene con la versión anterior 5.0.1, ¿y si las copias de seguridad sin especificas para cada versión? ¿Y si no es posible restaurar una copia de seguridad sobre un iPhone de versión anterior? Manos a la obra, solo hay una forma de averiguarlo.

Conecto el teléfono al portátil para actualizar la versión, pero para eso tengo que activarlo primero y para activarlo tengo que configurarlo. Configuro el iPhone como si fuera nuevo, conecto a iTunes, descargo la última actualización, restauro el sistema operativo volviendo a la configuración de fábrica (proceso que en mi portátil siempre ha requerido varios intentos y algo de vudú). Y al estar de nuevo en blanco reinicio el proceso de configuración: Idioma: inglés. País: Reino Unido. Servicios de localización: sí por favor (aunque la última vez me sirvió de bien poco). ¿Restaurar a partir de copia de seguridad? Y tanto. ¿Copia de iTunes o de iCloud? La de iCloud por favor. Copia de seguridad disponible creada el 10 de abril a las 10:12... 10 de abril, justo el día que me robaron mi anterior móvil, más actualizada no puede estar. Perfecto.

El proceso de restauración comienza y, como se me han hecho las tantas otra vez, me voy a dormir. Y ahora sí, ahora sí que la hemos clavado, me levanto por la mañana y mi móvil tienen todo lo que solía tener: mis mensajes, mis correos, mis aplicaciones, hasta mi fondo de pantalla. Todo, no le falta ni una foto. Respiro tranquilo y vuelvo a tener fe en la manzanita... al final, con un poco de suerte y persistencia, la cosa funciona.