miércoles, 21 de diciembre de 2011

Volviendo a las andadas

Desde hace un par de años, tal vez incluso más, vengo notando un fenómeno en mí que pensé que nunca me sucedería porque "yo nunca me iba a hacer viejo"... mi falta de cálculo me ha demostrado lo contrario.

Y es que, desde que empecé la salsa, empecé a fomentar menos los pubs y discotecas normales, tendencia que acentué al venir a Londres hasta el punto de casi no salir a discotecas que no sean tropicales o latinas. Además, en Londres no conduzco, y en el coche es el único sitio donde solía escuchar la radio. Si finalmente le sumamos el hecho de que no veo la tele tenemos la respuesta a este fenómeno: ¡no me entero de qué nuevos cantantes o canciones hay por ahí!

Cuando me hablan de esta tía o de aquel grupo, chico, como si me hablaran en griego. El sábado pasado estuve en una fiesta de Navidad en casa de una amiga, muy inglesa, con vino caliente especiado, Pimm's de invierno y la MTV sintonizada. ¿Te crees que conocía los videoclips que iban poniendo? ¡Creo que solo reconocí a Beyoncé!

Así que me lo tomé como los deberes de la noche, a ver qué nuevo descubrimiento me llevo hoy a casa... Y di a parar con LMFAO, lo cual viene a significar Laughing My F*** Ass Off (que podemos traducir como Partiéndome el p*** culo). No sé si el grupo es popular en España o no, si son nuevos o si ya llevan meses en la escena, pero se han convertido en mis nuevos héroes :-).

Os dejo con mi clip preferido de cuantos he podido ver hasta ahora, un gran montaje con reminiscencias a "28 días después".