sábado, 21 de mayo de 2011

Otra forma de entender el voto responsable

No voy a pedir voto, ni a aconsejarlo. No voy a pronunciarme sobre la iniciativa No Les Votes, ni a favor ni en contra. Ni siquiera voy a hablar del "Movimiento 15-M"... todavía, aunque este es un tema que pienso recuperar  y con fuerza pasadas las elecciones. Simplemente voy a seguir la línea que he venido trazando en mis últimos artículos y voy a pedir a todo votante que asuma la responsabilidad de sus actos, que se moje, que sea consciente de que su acto conlleva consecuencias que deben ser asumidas. En resumen, que cuando vayas a votar mañana, te repitas lo siguiente:
Aunque este pueda parecer un pequeño gesto, con mi voto estoy autorizando a un grupo de personas a representarme. Si tales personas adquieren el poder suficiente para tomar decisiones, seré yo quien les habrá otorgado tal poder. Por tanto, toda buena acción será gracias a mí, y toda mala acción será culpa mía.
Así pues, votad a quien queráis y basándoos en los argumentos que gustéis, pero asumid la responsabilidad de todo lo que pase a continuación. Creedme, valdrá la pena.