viernes, 25 de febrero de 2011

Misión: Colocón

23:10 GMT. Daniel, mi compañero de piso, cuelga el teléfono tras una conversación en la que combinaba risas y caras de circunstancias.

Daniel: Oh Dios mío.
Jam: ¿Qué pasa?
D: Caro me acaba de llamar, dice que viene.
J: ¡Perfecto!
D: Sí, bueno... creo que está borracha.
J: ¿Y no es bueno?
D: Sabes que tratar con gente borracha cuando tú estás sobrio es lo más coñazo del mundo. Tengo que beber y tengo que hacerlo rápido.
J: ...
D: ...
J: ...
D: ... no me gusta beber solo.
J: ...
D: ...
J: ... y quieres que nos emborrachemos contigo en menos de media hora para que puedas soportar a tu novia con mayor facilidad.
D: Correcto.
J: Juego, ¿ron?
D: Nah, prefiero vodka.
J: Ok.