martes, 18 de enero de 2011

Extravagancia desde las antípodas

Dos hechos sorprendentes han venido a impactarme hoy nada menos que desde nuestras antípodas. Primero, resulta que finalmente se ha llegado a un acuerdo para rodar El Hobbit y que tal rodaje se hará, igual que se hiciera con la hermana grande, en Nueva Zelanda. Y resulta que una de las estrellas de la película va a ser Elijah Wood interpretando de nuevo el papel de Frodo... los lectores fieles a Tolkien habrán detectado ya el problemilla, y para los que no lo hayan visto mucho ojo que viene un spoiler: ¡Frodo no aparece en El Hobbit! Malditos vampiros del celuloide, ¿cómo puede profanar un clásico de esta manera? Meter a un personaje en una película con el único fin de darle un trabajillo al autor, me parte el alma...

Y de aquí a la segunda noticia de las antípodas, una que también me parte, pero de risa: un simpático canguro jugando con un niño a la vera de un lago.


Ale, y a correr.