jueves, 2 de diciembre de 2010

Más allá de Madrid

Con la resaca de la manita del Barça aún latiendo en nuestras sienes vengo a relatar una reflexión venida tras comprobar precios en la página de renfe. La ferroviaria congratulaba mi espera con el siguiente mensajito:


He vuelto atrás y he realizado nuevas búsquedas para ver si cambiaba, pero no, siempre era el mismo: gracias al nuevo AVE puedes echarte una escapadita en Valencia. Esto es cierto, y aquí viene el quid de la reflexión, suponiendo que residas en Madrid, porque si tu lugar de residencia es Valencia la escapada la harás camino de la capital. No quiero que esto se interprete como una crítica hacia nuestros lectores madrileños (y madrileñas), que me consta que hay más de dos, pero creo que refleja un fallo de concepto en esta España cañí y olé y es que todo lo que acontece parece hacerlo desde la perspectiva mesetaria: si existe un nuevo AVE Madrid - Valencia es para que Madrid pueda viajar a Valencia, en ningún caso para que Valencia pueda viajar a Madrid.

Madrid es una ciudad fantástica, vibrante, abierta, cosmopolita... pero hay vida más allá de Madrid, y lo que es más importante, hay España más allá de Madrid. Pero cosas como esta hacen pensar que en Madrid aún no se han terminado de dar cuenta.