miércoles, 8 de septiembre de 2010

Zapatos de ocasión

Otro de los posos de aquel viaje a Newcastle: las zapatillas de máquina (del viaje de verano aún tengo que sacar hasta las fotos de la cámara, pero todo llegará). Ya comenté que en Newcastle la fiesta es una cuestión de fuerza y tradición, y cuando de sale se va al 100%. Ahora bien, y esto las chicas lo saben bien, cuando se vuelve de marcha con energías menguadas, y por mucho ímpetu que le pusieras a las 20:00, a las 4:00 ya no puedes con esos taconazos de 12 centímetros.

Pero aquí llega el espíritu emprendedor inglés, para un problema, una solución: máquinas expendedoras que ofrecen zapatos de mujer planos, cómodos y de bajo coste. ¿Te has gastado £70 libras en copas y vas que ya no sabes ni dónde tienes el pie izquierdo? Tranquila, gástate un par más y líbrate del suplicio de navegar en las alturas de tus zapatos de diseño.


Nunca dejaré de sorprenderme del ingenio humano.