lunes, 23 de agosto de 2010

Something´s rotten in the state of ECI

Empezar parafraseando a Shakespeare... ya no nos podemos fiar de 'casi' nadie.
Y a parte de por mi, lo digo porque seguramente si bajase un extraterreste de los burros y le preguntase a algún español
  • "Hoygan, que me quiero comprar un condensador de fluzo, donde puedo encontrar uno de calidad, mozo?"
casi cualquier español le diria
  • "Aaah, tu lo que buscas es un Corte Inglés"
Calidad. Una palabra que si va asociada implicitamente a tu marca o a tu proyecto, ya tienes más de la mitad del camino hecho.

Pues resulta que en todos los sitios cuecen habas, y que la retirada de la comisión por venta a los vendedores y alguna que otra subcontratación de personal ha dinamitado parte del encanto que rodea(ba) a este comercio. Como cuenta Antonio Domingo en su blog, algo huele a podrido en la buena fe de algunos de los amables dependientes y jefes de sección.

Rapidamente: Antonio Domingo (cliente convencido y seguidor de ECI) compra un articulo que al poco de usarse se estropea por claros signos de defecto de fabricación. Cuando va a que le devuelvan el dinero u otra solucion mejor/similar, se encuentra con que ECI le dice que es culpa suya, que se lavan las manos y el trato que recibe digamos que no es el típico que se deberia ofrecer.

Hay gente que como solo puede llegar a ser jefe de planta en su vida, cree que nadie puede llegar a jefe de 'planta y media'. Independientemente del status social o nivel profesional del que goce Antonio Domingo, a nadie se le pasaria por la cabeza que el trato al cliente tenga que ser afectuoso a gente con corbata, despreciativo a gente con bermudas... o si deberia?

Algún que otro comentario de su blog le insta a no ser tan 'terrorista', y ya que lleva muchos años de fidelidad y convencimiento... que una ola no explica todo el mar y que bueno... que no pasa nada. En Marketing se trata con clientes 'talibán' y clientes 'apostol'... y si bien de talibán a apostol hay mucho camino entre medias... de apostol a talibán hay sólo un paso, creo que no hace falta explicar porqué.

Os recomiendo que paseis y leais la historia entera, puesto que él lo explica mucho más detalladamente y comprobareis que el texto carece de fanatismos. Explicación clara y concisa, con el escaneo de la reclamación y demás.