martes, 20 de julio de 2010

Por favor, más

Esta noche he visto Oliver!, el musical basado en la obra de Dickens "Oliver Twist". Estoy acostumbrado a ver calidad en los musicales de Londres, pero no estoy acostumbrado a que gran parte de ese talento sea desplegado por chavalines de 13 años (o menos). En particular, la caracterización que hace Ben Wilson del Truhán (Artful Dodger en la versión original), es para quitarse el sombrero y hasta la peluca. Ver a preadolescentes con semejantes aptitudes para el baile, el canto, la interpretación y la coreografía debería sonrojar a más de un autoproclamado artista, y con esto uno puede elegir leer mangarrianes de la talla de David Bisbal o los desgraciadamente reunidos Take That.

Tras triunfar en sucesivas reposiciones desde 1960 Oliver! cerrará sus puertas, seguramente de manera no definitiva, el próximo 8 de enero de 2011, así que si cualquiera de vosotros/as planea un viaje a Londres durante los próximos 6 meses, dejad a un lado alguno de los topicazos turísticos y comprad billetes para ver esta obra, prometo que me lo agradeceréis.