lunes, 5 de julio de 2010

La hora de España

Con Nadal triunfando en Wimbledon, Jorge Lorenzo coronándose en el GP de Cataluña y la selección española de fútbol haciendo historia en el que ya es su mejor resultado en un mundial (nunca antes había alcanzado las semifinales), nos llega la oportunidad de estar orgullosos del producto patrio.

Siempre hay, por supuesto, quien disiente (con pleno derecho) de que tales logros sean realmente propios. Habrá quien dirá, basándose en el principio de los Païssos Catalans, que las victorias en tenis y motociclismo no son realmente españolas pues los campeones son naturales de Mallorca o que lo que La Roja haga es algo que realmente ni nos va ni nos viene. Sin embargo, yo mantengo la esperanza de que el deporte una lo que la política un día separó, y que cuando suene La Marcha Granadera no evoquemos tiempos de dictadura y represión sino más bien triunfos fruto de la unión de las españas.

Por eso hoy recurro al humor negro y crítico de e-faro, para destacar el contraste de lo que conseguimos cuando cooperamos y cuando luchamos entre nosotros, deseando que algún día esta viñeta solo refleje los conflictos de un tiempo pasado.


Feliz lunes y Viva España (en el buen sentido).