viernes, 2 de julio de 2010

Invocando a los espíritus

Tranquilos, no vengo a llamar con terrorífico susurro a Carol Anne, sino que más bien me estoy refiriendo a los espíritus de la buena ventura, a las victorias de otros tiempos. El pasado martes, cuando se cumplían exactamente dos años desde que la Selección Española se alzara con la victoria de la Eurocopa 2008 (y cómo lo disfrutamos Muisheto y yo en Canaletes), la misma selección ganó a la Portuguesa para llegar a cuartos. En el año en que España parte como favorita para ganar el mundial, el año de Villa Maravilla, nos plantamos de nuevo en cuartos con un futuro incierto, ¿pasaremos? ¿será aquel gol de Torres contra Alemania el principio de una era? ¿o pesará aún sobre nuestros hombros la maldición de cuartos?

Pero hay lugar para el optimismo, podemos rescatar ese "Podemos" que la cadena de televisión Cuatro hizo tan popular hace dos años y hacerlo nuestro de nuevo. Podemos ganar este mundial. Total, tampoco es que España no haya logrado otras grandes gestas, a la memoria siempre nos vendrá aquel España - Malta en el que le metimos 12 goles a John Bonello. Fue allá en el 1983, año en que la Roja se consagró como una selección seria, y curiosamente el mismo año en el que Tino Casal se consagró como un cantante serio al publicar su álbum Etiqueta Negra. Por eso quiero recurrir a Tino para invocar a todos nuestros buenos momentos y nuestro potencial y darles un repasito mañana a Paraguay...

Con todos ustedes, Eloise.