jueves, 3 de junio de 2010

Playas londonitas

Oí en cierta ocasión que la Reina Victoria decidió en su día verter toneladas de arena en los bancos del río Támesis para proveer de playas a las gentes pobres que no podían permitirse el lujo de viajar a Brighton y demás poblaciones costeras de moda en la época. Tal vez sea una leyenda urbana (aunque poco me sorprendería dadas las grandes obras realizadas por Su Majestad en aquellos tiempos), aunque lo que sí que es cierto es que Londres tiene playas a cascoporro. Y aunque la calidad del agua debe dejar mucho que desear hay que decir que las vistas no son malas... mirad esta con la catedral de San Pablo y el Pepinillo de fondo.

Foto cazada con el iPhone mientras corría a mediodía en una escapadita del curro.