lunes, 28 de junio de 2010

Depravados de 0 a 6 meses

Reza un viejo dicho que los pechos de una mujer son como los parques de atracciones: diseñados para niños, disfrutados por adultos. Y, aunque parezca una broma propia de hombretones de obra, las feministas más acérrimas parecen estar de acuerdo.

Kathryn Blundell, redactora de la revista británica Mother and Baby, está levantando cejas al afirmar que sus pechos son un elemento de su sexualidad y no algo con lo que alimentar niños (no entiendo por qué tienen que ser mutuamente excluyentes). Es más, la mujer se queda tan pancha al afirmar cosas como "ver a un pequeño y adorable bebé chupando donde lo que suelo ver es un amante me parece algo pervertido". Se comenta que hasta se ha creado un grupo en Facebook por parte de radicales de la lactancia en contra de tales declaraciones (algún día las manifestaciones se contarán por número de afiliados en tal o cual grupo de Facebook).

Si tenéis curiosidad, aquí está el artículo completo. A los pechos me remito.