domingo, 6 de junio de 2010

¡A buenas horas!

Cronología del viernes pasado, sé que hay gente a la que le gustan
estas cosas; perdón por no redactarla antes pero es que no he tenido
tiempo.

6:00 - Suena el despertador, me pongo gotas en los ojos.
7:00 - Suena el despertador, me pongo otras gotas en los ojos.
7:30 - Me levanto (sigo intentando infructuosamente levantarme a la
hora a la que suena el despertador). Ducha, afeitado y etc.
8:00 - Me plancho la camisa del día, últimos arreglos.
8:20 - Salgo de casa.
9:00 - Llego al trabajo y empiezo a organizarme el día con el pobre
ordenador aún a pedales, a duras penas consigo leerme los documentos
justos en preparación de lo que vendrá después.
9:30 - Primera reunión, revisión del estado de desarrollo del sprint
actual.
10:00 - Segunda reunión, trato de convencer por teléfono a un tipo
que no he visto en mi puta vida de que el nuevo modelo de apreciación
que hemos desarrollado es la leche y que debería ajustar sus servicios
y aplicaciones al mismo. Creo que no está muy por la labor.
10:30 - Tercera reunión, esta relacionada con los próximos eventos
para graduados en julio, aviso de que llegaré tarde porque mi jefe
necesita unos informes para ayer.
10:50 - Con los informes acabados acudo a la reunión pero no hay
nadie, ya se ha acabado (vaya, por una vez ha sido rápida).
11:00 - Mini reunión para poner al día a un par de compañeros que
han estado fuera en un cursillo (cualquiera diría que mi trabajo
consiste únicamente en hablar).
11:10 - Hablo con compañeros en Sudáfrica para recolectar unos datos
que he de presentar.
12:00 - Desayuno (¡a buenas horas!).
14:00 - Otra reunión, esta vez con varios managers. Tengo un hambre
que da calambre y el superjefazo llega con una ensalada de atún y se
pone a comer ahí mismo sentadito junto a mí (y a ver quién le dice
algo).
14:30 - Me escapo de la reunión porque, adivinen, tengo otra reunión,
esta vez para repasar esos datos que he estado recogiendo con el
equipo de Sudáfrica.
15:00 - Última actualización con mi jefe, empaco bártulos y salgo
pitando.
16:10 - Llego al aeropuerto de Gatwick.
16:45 - Tras pasar los controles de seguridad me siento a comer (¡a
buenas horas!).
17:10 - Embarco en mi avión.
17:20 - Cuando aún hay pasaje subiendo me encuentro con una compañera
del colegio a la que no había visto en años, lo que son las cosas.
17:40 - Despegamos.
21:10 (hora local) - Con un poco de retraso aterrizamos en Valencia,
mi padre me recoge y nos vamos directos a la clínica.
21:30 - Esperando en la puerta de la clínica veo a los doctores salir
del restaurante donde cenaban, internamente bromeo conmigo mismo y
pienso que menos mal que los conozco y sé que son muy profesionales,
no inspiraría confianza que se hubieran tomado unas copichuelas con la
cena y me operaran cantando El vino que tiene Asunción.
21:40 - Última prueba antes de la operación, descubren que además de
miopía tengo astigmatismo (¡a buenas horas!). Da igual, ya que
estamos lo rebajarán todo.
21:50 - Gotas, gotas, gotas.
22:10 - Me colocan los "fórceps" que mantendrán mis párpados
sujetos, me cortan una pequeña lámina superficial de córnea, el
láser empieza a sonar. Huele a quemado y sé que es mi ojo, pero me
digo a mí mismo que todo va bien.
22:15 - Mismo procedimiento, ojo izquierdo.
22:30 - Tras el reposo necesario y el chequeo oftálmico perentorio
abandono la clínica.
23:15 - Ceno (¡a buenas horas!).
00:30 - Tras ver un rato la tele con gafas de sol puestas y
soprendentemente sin graduar (ya empiezo a notar los beneficios)
decido irme a la cama. Otro día para el recuerdo.