miércoles, 24 de marzo de 2010

Ya lo sabía...

Quédense con la cancioncita:



El anuncio viene que ni pintado porque la cosa va de bancos, ¿os acordáis de cuando especulaba que Angela Merkel andaba detrás de un rescate a Grecia financiado por la industria bancaria? Parece que la predicción podría cumplirse antes de lo que pensamos.

La canciller alemana está cada vez más presionada para que saque adelante un paquete concreto de medidas para rescatar a Grecia. La pobre mujer, con el electorado altamente contrario a poner un céntimo de euro, trata de hacerse la sueca alegando cuestiones jurídicas (la constitución alemana podría no permitir una operación como esta) y buscando al FMI para que también se moje. Sin embargo, todo apunta a que la salida más probable es el préstamo bilateral: países concretos prestan dinero a Grecia para que este lo devuelva como buenamente pueda; es decir, Berlín paga.

Ahora bien, paralelamente (o no) a este embrollo y fiel a su línea de "los bancos son los culpables de todo" (altamente discutible como ya he comentado en varias ocasiones), Merkel prepara un nuevo impuesto para el sector bancario presentado con careta de "seguro ante riesgos sistémicos". Es decir, que al tiempo que Europa me fuerza a prestar dinero a Grecia yo impongo un nuevo impuesto a la banca. Es decir, que el dinero fluye de los bancos a mis manos y de ahí a Grecia. Es decir, que el rescato griego lo pagan los bancos.

Ya lo sabía... Ya lo sabía...