lunes, 15 de marzo de 2010

Sillas mojadas

En un Humor de Lunes tardío (siento, día de cambios en producción) quiero compartir con vosotros mi gran último descubrimiento: La Cama de Pandora. Es una suerte de blog a modo de relatos cortos que trata en clave de humor las peculiaridades que esta pobre chica llamada Pandora (intuyo que nombre en clave) experimenta con su sexualidad.

La publicación lleva ya un tiempo en elmundo.es y su útimo relato, Sonrojando al ginecólogo, no tiene desperdicio. Valgan como presentación la siguiente línea, acudan a la fuente para verlo al completo.
Ya en el potro, el buen doctor se afanó en buscar bultos en mis pechos y casi se araña la mano con mis pezones, que todavía recordaban los capítulos que había leído y estaban duros como el diamante.
Feliz lunes.