lunes, 1 de marzo de 2010

Cinco minutos más...

Es lunes, y los lunes todos tenemos sueño. Nos cuesta levantarnos de la cama.
El desayuno no nos saben tan bien como el resto de los días, apenas lo disfrutamos.
Con gran esfuerzo arrastramos nuestros cuerpos lastimeros hasta el trabajo o la escuela, con poco o ningún motivo.
El móvil suena. El teléfono suena. La gente necesita de nosotros pero cualquier cosa que no sea dormir nos provoca sueño.
Y tenemos esa curiosa sensación de que en cualquier momento podríamos caer dormidos sobre el teclado.

Feliz lunes. Y felices sueños.