lunes, 8 de marzo de 2010

Árboles de tráfico

El arte moderno es difícil, todos los sabemos. Y cuando el arte moderno se combina con las rotondas, todo es dolor y destrucción. Mare! Si un día oí en la radio que España tenía un potencial para el arte rotondero que estaba por explotar lo que tiene Londres es el arte ya explotado cual talibán follando con siete vírgenes. Atentos al arbolito que me encontré en pleno Canary Wharf, justo al lado de donde JP Morgan construye su nueva sede europea...


Eso sí, para conductores ebrios puede ser más que confuso.