jueves, 24 de diciembre de 2009

Rumbo a la Navidad

A media hora de que despegue el avión que me llevará de vuelta a casa pienso en lo que sinifican e implican estas fiestas. Lejos del significado relegioso que antaño tenía, hoy en día se trata básicamente de plantar árboles con brillantes bolitas rojas y una estrella en la punta, atiborrarse a gambas y repartir regalos.

Hablando de regalos, el mejor que 2009 podía darme son estos 10 días que pasaré en Valencia, lejos del estrés que han supuesto las últimas semanas. Eso sí, hay que reconocer que algunos de esos momentos quedarán en mi memoria y constituirán buenas historias que contar, de entre las que destaco estas tres perlas que me han acontecido en los últimos siete días:


ORO: Efecto mariposa

El viernes pasado estaba totalmente solo en mi equipo, mi jefa estaba de vacaciones, J trabajaba desde casa y S no trabaja los viernes por algún extraño pacto con el diablo que hizo tiempo atrás. Preveía un día tranquilo cuando dos individuos de control de operaciones vinieron a mí:

- Tenemos un problema: las cancelaciones que enviamos ayer al sistema han entrado con fecha efectiva igual a la madurez del contrato.
- Ajá, ¿y en qué medida nos afecta eso? ¿cuán grave es la situación?
- Si no lo solucionamos en dos horas perderemos 15 millones de dólares.
- Oh, así de grave...

Tras aceleredas reuniones de emergencia, logramos arreglarlo (y lo celebré con una sesión de dos horas en el gimnasio).


INCIENSO: Desincronismo

Tenemos un sistema donde almacenamos los acuerdos de comisiones que pagamos a los brokers, a partir del cual las comisiones se calculan automáticamente tras cada operación; yo diseñé y construí este sistema de cálculo de comisiones, así que gran parte de las cuestiones relacionadas vienen a mí.

- Jam, ya hemos cerrado el acuerdo con XX, tenemos que meter las siguientes tablas en el sistema.
- Déjame ver... Sí, no es problema, estas tablas fueron introducidas en septiembre y se han venido utilizando desde entonces.
- ¿Septiembre dices? Pero si las acordamos en octubre.
- Pues ya ves, el 16 de septiembre fueron dadas de alta. Además, recuerdo que tuve que modificar un par de puntos porque el diseño actual no contemplaba un acuerdo de estas características.
- ...
- ...
- Bueno, pues si ya están en el sistema ya tenemos el trabajo hecho.
- Pues eso digo yo.

En efecto, el acuerdo firmado (que me llegó esta semana) venía con fecha de octubre.


MIRRA: Jerarquía

Cuanto más grande es la empresa más se burocratiza, y para algo tan simple como obtener una copia del entorno de desarrollo utilizado internamente necesitas crear una solicitud en el sistema que han de aprobar tu jefa, el jefe de tu jefa y el jefe del jefe de tu jefa. Los dos primeros trabajan conmigo en Londres, por lo que me es fácil perseguirlos para conseguir las aprobaciones, pero el tercero trabaja en Nueva York y tengo que comunicarme con él por correo.

- (por mail) Hola AA, necesito que me apruebes una solicitud, el identificador es 123456789.
- (por mail) Aprobada.
Entro en el sistema y aparece aún como pendiente, pienso que igual tiene algo de retraso y decido esperar... Al día siguiente aún constaba como pendiente.
- Hola AA, ¿podrías comprobar aquella solicitud? En el sistema aún consta como pendiente.
- Lo que te he enviado es una autorización por mail, no he ingresado en el sistema (traducción: yo te mando un correo diciendo "vale" y ya te apañas tú con sistemas).
- (tras algunas llamadas) AA, he hablado con sistemas y me han dicho que eso de la autorización por correo no cuela, que tienes que entrar tú en el sistema y darle al botoncito.

Tras tres días intercambiando correos consigo la autorización, ahora tendré que ver a la vuelta si el técnico asignado ha hecho lo que tenía que hacer o también tengo que ir detrás de él.


¡FELIZ NAVIDAD!

--

Sent from my iPhone