miércoles, 16 de septiembre de 2009

Empezando con buen pie

Está claro que siempre puede aparecer un imbécil dispuesto a joderte el día, pero mucho énfasis le tiene que poner para acabar consiguiéndolo cuando lo primero que ves cada mañana de camino al trabajo es esto:


¿Os he dicho ya que me he mudado y que me encanta mi nuevo barrio?