martes, 1 de septiembre de 2009

And de güiner is...

Hoy lunes, aterrizando en Luton desde Barcelona (qué gran visita, cuánto echo de menos esa fantástica ciudad), he sido testigo de cuán irónica es la vida: si durante largo tiempo se ha dicho que una de las grandes asignaturas pendientes de los españoles es el inglés, bien se puede justificar que una gran asignatura pendiente de los ingleses es el español.

Esto es lo que reza uno de los carteles (oficiales, nada de bromitas) que se pueden ver en la estación de tren del aeropuerto de Luton (Londres):


O, acercándonos un poco...


Hay que decir que es todo un portento de eficiencia fallida: dos por línea, una falta ortográfica por cada dos palabras, ¡ni los alumnos de la ESO lo hacen tan mal!