domingo, 23 de agosto de 2009

Un curioso precedente

En el recopilatorio de desvaríos de la SGAE que presentamos el otro día comentábamos, entre otros varios, el caso de Fuente Obejuna, a quien la SGAE le exigía el pago de un canon por representar la obra teatral Fuenteovejuna. Finalmente la SGAE ha decidido dar marcha atrás, pero a diferencia del caso de Juanma López Fenoy, esta vez no se trata porque se haya arrepentido, sino más bien porque ha descubierto que no puede cobrar dicho canon.

La clave está en que la versión de Fuenteovejuna que se representa en el pueblo cordobés es una adaptación de Fernando de Rojas, quien no está asociado a la SGAE y por tanto cuyas obras escapan del control de la misma. Y este es el bonito precedente: si el problema para muchos artistas es la SGAE pero queda probado que uno puede ejercer sin asociarse a ella, puede que más y más artistas decidan evadirla, puede que hasta acaben uniéndose y formen una "SGAE" paralela, una que de verdad se preocupe por la creación artística y no por hacer caja.

Tal vez sea algo prematuro, pero este simple caso podría ser el germen para el fin de la tiranía de Teddy Bautista.