viernes, 19 de junio de 2009

iPhone SO 3.0: Primeras impresiones

Aunque en España ya salió hace algunos días, aquí en el Reino Unido hemos tenido que esperar hasta hoy para descargarnos la actualización al novedoso SO 3.0 para iPhone. La primera impresión ha sido algo descorazonadora, pues la instalación ha fallado y he tenido que restaurar la configuración de fábrica en el móvil... suerte que los de Apple supieron crear un sistema de sincronización con el ordenador capaz de restaurar todos los datos en caso de pérdida absoluta (aunque ha tardado cerca de dos horas en reponer el SO, 250 MB de aplicaciones y 1700 canciones).

Tras esto, lo primero es buscar las novedades y ver qué tal van. La interfaz es en general más suave y rápida, responde mejor; no es que antes fuera lenta, pero de vez en cuando notabas algún que otro "enganche" que ahora parece menos frecuente. Los prometidos "nuevos idiomas" no sé adónde han ido a parar, puede que los haya, pero yo he buscado catalán, el único idioma que utilizo y no tenía disponible, y sigue sin estar ahí... habrá que esperar a la versión 4.

La posibilidad de enviar mensajes MMS es, desde mi punto de vista, un avance menor, ya que ya se podía enviar correos electrónicos, que tienen las capacidades de un MMS y mucho más... y siendo que la mayoría de contratos que incorporan el iPhone incluyen tarifa plana de conexión a Internet (al menos con O2), el correo no es en absoluto una opción a desdeñar. Pero, ah, he dicho la palabra mágica: correo.

A la aplicación de correo del iPhone le han añadido un par de características. Una muy publicitada, demandada y compartida con el sistema de mensajes: la escritura apaisada. De hecho no solo la escritura puede ser apaisada, sino que el sistema de navegación también detecta el giro del teléfono, pudiendo pasar de este formato...


a este otro...



Yo personalmente prefiero el formato estándar para la navegación, pues me permite ver más mensajes de golpe, y el apaisado para la escritura, pues presenta un teclado de teclas más anchas y es, por tanto, más fácil de utilizar (especialmente para pulgares rápidos).

La otra gran novedad del sistema de correo, no tan publicitada pero para mí tanto o más útil, es el buscador. Ahora la aplicación de correo incorpora un buscador capaz de localizar por asunto, remitente, destinatario o todo a la vez, tanto en los mensajes descargados como en los existentes en el servidor de correo:

Otras aplicaciones, como las notas de voz, pueden ser útiles para momentos en los que necesitas tomar nota de algo simple y corto (como la plaza de párking donde has dejado el coche en el centro comercial) y no quieres entretenerte con teclitas. Activas la aplicación, grabas tu mensaje y cierras la aplicación, fácil y sin riesgo de darle a la tecla de al lado (y luego busca tu coche, ¡ja!).


Pero lo que para mí es la auténtica joya de la corona, la mega-aportación de esta versión, es el buscador general. Introduces tu cadena de búsqueda y el iPhone encuentra, mientras escribes y a una velocidad francamente admirable, elementos que coincidan en tu libreta de contactos, agenda, iPod, mensajes de correo... lo que quieras.


Desde mi punto de vista aún hay cosas por pulir, como es la inclusión de diccionarios como el catalán, la capacidad de ver en apaisado otras muchas aplicaciones (como Google Maps) o la potenciación del Bluetooth (existe, pero muy pocas aplicaciones lo explotan), pero lo que está claro es que el iPhone es aún mejor después de esta actualización.

¿Quieres más? Mira las segundas impresiones.