jueves, 18 de junio de 2009

Arte moderno

Lo del arte moderno es una cosa que siempre me ha costado de digerir. No sé si soy yo quien no entiende de arte o los artistas que no entienden de nada en absoluto, pero no consigo ver arte donde solo veo rayas, garabatos, hierros o luces multicolor.

La última de las últimas, la que acaba de confundir mi ya maltrecho cerebro, es la exposición de Gustavo Romano en México: protección y reinserción de la biodiversidad digital. Vamos, que lo que este colega está haciendo es rescatar virus antiguos, que generalmente ya no son dañinos por ser viejos (suponiendo que tengas un antivirus instalado) y reinsertarlos en Internet que es, según Gustavo, su hábitat natural.

Así es, lo que hace unos años suponía penas de prisión, hoy es arte subvecionando por el estado. Y tres hurras por el progreso.