jueves, 28 de mayo de 2009

Tres hurras (uno por copa)

Llevaba todo el día dándole vueltas a una entrada imaginativa, redonda, grandiosa, a la altura de ese juego que ha hecho el Barcelona este año y que le ha llevado a ganar por justos méritos tres títulos oficiales en un año (aunque algunos se empeñen en decir que tuvieron ayudas externas), y quería hacerlo bien, máxime sabiendo la tremenda competencia que iba a haber al respecto (mañana nadie hablará de otra cosa). Pero, ah pájaro, la entrada hay que escribirla después del partido en sí, y en ese momento yo iba de bar en bar mano a mano con uno de mis más fieles compañeros de batallas: me acompañó en Barcelona cuando formamos la terna de los Tres Mosqueteros, me acompañó en Polonia, me guió en Punta Umbría, y me protege en Londres.

Así pues, tras un litro de sidra de pera, algo de cerveza y un kebab (y el miedo a la resaca de mañana) creo que lo mejor será resumirlo todo en un simple...

Os lo habéis ganado.