jueves, 2 de abril de 2009

¡A las trincheras!

La verdad es que la cosa no fue para tanto, unos 11 detenidos y el asalto a las oficinas de RBS en Bartholomew Lane, pero poco más... Eso sí, se ve que después han temido que asaltarán la sede central, que está cerca de mi casa, y he tenido un helicóptero dando vueltas por la zona toda la noche (maldita sea su estampa). Mi camino al trabajo fue tranquilo, vi más policías y periodistas que activistas, aunque también es cierto que el núcleo estaba en el Bando de Inglaterra.

Una cosa me ha parecido curiosa, desde luego nunca entenderé a estos anti-[todo lo que no sea como yo]: están en contra de la globalización, desafían el poder establecido y las grandes empresas, detestan las acumulaciones de dinero... y sin embargo utilizan Facebook y Twitter para coordinarse, participando en todo aquello que teóricamente detestan.

Qué baje Dios y lo vea.