miércoles, 1 de abril de 2009

Comienza la batalla

Mañana día 2 de abril, como ya sabréis muchos de vosotros, se celebra en Londres una cumbre del G20 para hablar de la actual crisis financiera. Siendo Londres considerada por mucho la capital financiera del mundo, resulta el escenario perfecto para tal encuentro... así como para las correspondientes manifestaciones anti-globalización, anti-sistema, anti-especulación y anti-ricos.

Londres no quiere que se reproduzcan los lamentables incidentes de la cumbre del G8 celebrada en Génova en 2001, provocados en gran parte por la convocatoria de una contracumbre que, como su nombre indica, iba a hacer todo lo posible para boicotearla. Así pues, Londres se compromete a que "toda manifiestación oficialmente convocada y manifiestamente pacífica" se desarrolle con normalidad, mientras que advierte que no tolerará subidas de tono. Puede que alguno piense que "el gobierno siempre ahoga la expresión con un exceso de organización", pero no os penéis que los protestantes vienen con una mano delante y otra detrás, mirad el mapa que han preparado para saber adónde tienen que ir para tocar bien las narices:


Yo trabajo en un banco, no puedo decir en cuál, pero sí puedo decir que sale en la lista. En la oficina hemos estado recibiendo avisos y protocolos sobre qué hacer en caso de necesidad, y por lo que se ve no son del todo superfluos. Hasta se nos ha aconsejado, como se ha visto en algunos medios, que esta semana nos olvidemos de trajes y maletines y vayamos a trabajar con vaqueros, zapatillas y mochilas... bueno, tengo que decir que esta parte me ha gustado, porque eso de trabajar en uno de los bancos más importantes del mundo y aparecer con unos pantalones desgastados, rajados y hasta salpicados de vino (nunca conseguí que se fueran esas manchas) es una cosa que no tiene precio, je, je.

En fin, espero poder volver mañana para contarlo.