lunes, 2 de febrero de 2009

Caos Total

Las predicciones meteorológicas del sábado por la tarde anunciaban nieve para el domingo y siguientes días en Londres... francamente, no me creí una mierda. Pero ayer por la tarde vi caer unos cuantos copos, por la noche seguían cayendo, y esta mañana cuando me levanté no solo seguían cayendo, sino que además habían tapizado Londres de blanco.


Cuán bucólica escena, qué bello, qué ternura. Como plebeyo criado en el Mediterráneo que soy, la imagen de la nieve cubriendo la ciudad me provocaba una alegría estúpida e infantil, pero alegría al fin y al cabo; no tardé poco en comprobar que la nieve forma una bonita estampa apreciada solo desde la parte de dentro de la ventana o en postales canadienses.

Lo primero que empiezas a no disfrutar es el frío, aunque ya hacía frío antes. Lo segundo son las placas de hielo en el suelo, que convierten tu rutinario caminar en una combinación de patinaje artístico (y no tan artístico) y equilibrio en cuerda; no en vano, en menos de 50 m ya me había caído al suelo. Lo tercero son los recortes en los servicios públicos, las infraestructuras, etc.

Yo pensaba que esto no me afectaría pues yo voy a trabajar andando, pero ¡ah! ¿y qué hay de todos esos compañeros tuyos de los que dependes? Pues resulta que hoy no tienes ordenador ni teléfono. ¿Y qué hay de los camareros de la cantina? Pues resulta que hoy la cantina está cerrada. ¿Y el Pizza Express a la entrada del edificio? Pues también cerrado. Maldita sea, ¿y el Pret a Manger? Mira, ese está abierto, pero como no ha podido venir el camión de reparto (y como todo el mundo ha tenido que venir aquí a comer) tiene unas existencias más bien exiguas, así que te conformas con una sopa de tomate y salchichas para comer (sí, sopa de salchichas, así son los londonitas).

Pero bueno, no hay mal que por bien no venga, y como no había gran cosa que hacer he podido salir antes del curro y "disfrutar" de un paseo por el Londres congelado; dejo como testigo esta foto de la Catedral de Saint Paul bajo la nieve (tomada con el móvil).