jueves, 4 de diciembre de 2008

Objetivo 36

Cuando empiezas un nuevo deporte te alegras de ver tus progresos, comparándolos con los "avanzados" de tu pandilla o con tu profe. La salsa, por supuesto, no es una excepción. El otro día me maravillaba de mí mismo cuando conseguí hacer 4 vueltas seguidas sobre un pie, la espalda recta, el culo apretado, el pie derecho en la corva izquierda, brazos en su sitio y la cabeza girando en los momentos clave. Cuán orgulloso estaba... Entonces vi esto y casi me automutilo lleno de vergüenza, ¡Dios!