viernes, 12 de diciembre de 2008

Nevera compartida

- ¿Qué me harás al final para cenar?
- Una ensalada que te cagas... uy, si casi no me queda lechuga...
- ¿Y ahora qué?
- Bueno, parece que Jesús tiene aquí una bolsa sin empezar.
- Pero esa es suya, ¿no?
- Sí, bueno... pero yo creo que si no se la gastamos nosotros se le pondrá mala...
- ¡Ja, ja, ja!