martes, 18 de noviembre de 2008

Y dos cocazos de regalo

Ya lo habían hecho en Argentina con el sugerente eslogan de "Quiero mis lolas", hasta que el propio Gobierno tuvo que intervenir. Después copiaron la técnica en Alemania. Y ahora nos ha tocado el turno en España. ¿De qué carajos estoy hablando? De sortear operaciones de aumento de pecho en las discotecas para atraer a la clientela femenina.

¿Y dónde concretamente? Pues en la capital española en cuanto a innovación fiestera, discotequeo y desfase en general se refiere: Valencia. Sí señores, allí donde un día hubo Ruta del Bacalao tenemos ahora Rifa del Pechito. Que sí, los parques empresariales son ridículos y el último avance en relaciones laborales fue el látigo de siete colas, pero cuando cae el sol, fluye la gomina y brillan las lentejuelas España entera se quita el sombrero.

La discoteca en cuestión es Pacha Valencia, y el flyer con el que anuncian el evento el siguiente:

En detalle tenemos el eslogan, justo al lado del ombliguito:

La hostia, si es que así nos va.