viernes, 7 de noviembre de 2008

404 - Informatica not found (réplica)

Querido Muisheto:

El Mundo también se hace eco de la noticia que comentas :

Los ingenieros informáticos convocan una huelga para defender su titulación

Como muy bien se destaca aquí, el principal problema de la Ingeniería Informática es que no tiene atribuciones. Vemos perfectamente normal que un edificio solo lo pueda diseñar un arquitecto titulado, que un fármaco solo pueda ser recetado por un médico titulado, que las clases de idiomas sean impartidas por personas con el correspondiente certificado de aptitud... pero vemos bien que cualquiera pueda ejercer la informática.

He vivido, en empresas como Accenture, Deloitte, Everis o Bearing Point, cómo biólogos, matemáticos, físicos y veterinarios con un curso de programación de tres meses se ponen a hacer la tarea de un informático, obviamente cobrando mucho menos que ellos (degradando la profesión) y con rendimiento y resultados también mucho peores a los de un informático (degradando el producto). Pero esto parece ser aceptable. Al fin y al cabo tenemos la concepción de que los ordenadores fallan, que se cuelgan y que de vez en cuando hay que reiniciarlos, ¿para qué hacer las cosas bien si el público tiene por normal los malfuncionamientos?

Por poner ejemplo de la magnitud de la tragedia, la puesta en funcionamiento del mismísimo AVE, supuesto estandarte de la vanguardia tecnológica española, se vio afectada por problemas en el software de comunicación:

El Periódico: Renfe achaca los retrasos de los nuevos AVE a la informática
El País: Nuevo retraso del AVE Málaga-Madrid, el quinto desde su inauguración

¿Adivinan qué carrera habían estudiado los programadores del dichoso software? Una pista: no fue Ingeniería Informática. ¿Y por qué ocurre esto? Porque, a diferencia de lo que sucede con otras profesiones, al no haber atribuciones no hay responsabilidades, y una cagada en el sistema informático que conlleve pérdidas económicas o incluso personales no exige la búsqueda de culpables. Un anestesiólogo que calcule mal la dosis y provoque daños en un paciente será juzgado y su profesionalidad puesta en entredicho, pero un programador que haga mal su trabajo... bueno, es normal, la informática a veces falla, ¿no?

Zapatero a tus zapatos, ay, y nunca con mayor razón.