martes, 21 de octubre de 2008

Injusticias

Es injusto que una persona vuelque sobre ti sus frustaciones.

Es injusto que, en base a lo anterior, una persona te presione para hacer todo lo que él/ella no pudo hacer.

Es injusto que tengas que pasar dificultades económicas por la desvergüenza de otros.

Es injusto tener que pagar a quienes dicen ser tus patrocinadores.

Es injusto que los niños tengan que ser adultos para que los adultos puedan ser niños.

Es injusto que una persona alegue sufrir por tus problemas más que tú mismo.

Es injusto que, en base a lo anterior, una persona pretenda que le sirvas de soporte para superar problemas que te afectan a ti más que a él/ella.

Es injusto luchar durante años por una recompensa que nunca llega.

Es injusto no ser valorado en igualdad de condiciones.

Es injusto tener que pagar por los errores de otros.

Es injusto tener que cargar con responsabilidades que no te corresponden.

Es injusto que quien dice quererte muestre alegría ante tus fracasos.


Pero, por encima de todo, es injusto padecer todas las anteriores injusticias coincidentes en el tiempo y que no se te conceda siquiera el derecho a la pataleta.